INFORME CAMPAÑA BIGOTES BLANCOS

Grupo de catequesis parroquia Divino Salvador. 10-6-2022

¿Quienes son las personas “sin hogar” en el siglo XXI? ¿Cómo es un albergue? Conocer un espacio para personas sin hogar, con vidas muy difíciles que generosamente nos compartieron a costa de revivir su dolor.
Personas adultas, que nos hablaron de la pérdida de trabajo y derrumbe de su vida a los casi 60. De aislamiento, drogas, el coste de la altanería, de la soberbia, la vivencia en una prisión en donde nos compartió que la gran mayoría eran jóvenes, el alcohol y el rechazo de la familia natural, el caerse una y otra vez, vivir en la calle, sentirse perdido y rechazado por la sociedad.
Personas que nunca pensaron cuando eran jóvenes que llegarían a tener una vida así, a sentirse excluidos por su entorno.

Ellos tienen mucho menos que cualquiera de nosotros, pero, nos han regalado sus testimonios desgarradores, -SU VIDA – los habéis escuchado cada uno de vosotros y, esas realidades, que no se aprenden en los libros, nos han espoleado” para ponernos en marcha.
Ellos, de no tener nada, de estar desorientados por no saber a dónde dirigirse en su día a día, han llegado a este albergue de los hermanos de san Juan de Dios y, de pronto!, se han encontrado con que aquí, se les reconoce una dignidad, se confía en ellos para reintegrarse en la sociedad, se les enseña que no está todo perdido y en donde se les ofrece un calor de familia olvidado en sus vidas.
Pero ¿y nosotros? ¿Qué nos ha sucedido? Veníamos a ver, a escuchar, a darnos cuenta de una realidad social, pero…. qué ha sucedido con nuestro corazón?
¿No habéis sentido una especie de “caricia” en el corazón? ¿Algo delicado que nos ha “distraído” de la vida tan complicada y estresante que llevamos?

Informe Campaña bigotes blancos

Algo ha vibrado en vuestro/nuestro interior, algo puro y auténtico que, de forma natural nos ha invitado a implicarnos personalmente con esta familia cristiana, en donde el Espíritu Santo ilumina, moldea, fortalece y empuja a cada uno a sacar lo mejor de cada cual porque Dios padre-madre solo desea llenarnos de su AMOR.
¡Y, vuestros corazones han respondido! habéis sacado tiempo para recoger durante todo el domingo pasado la leche y el dinero de las personas que han colaborado y que les van a permitir desayunar algunos días, con todos los litros de leche y cajas de bollos que habéis comprado.

¿Cómo os sentís los niños y padres que habéis llevado a cabo esta generosa acción?
Lo que sentís no se puede comprar en un centro comercial, ni por metros, ni por kilos.
Lo que estamos viviendo es el AMOR DE DIOS que se nos entrega cuando somos capaces de reconocer en el otro que somos hermanos.

Dadles vosotros de comer, dijo Jesús a sus discípulos y VOSOTROS LO HABEIS HECHO POSIBLE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Etiquetas: